¿Has notado que su hijo le contó uma mentira y no supe reaccionar? Los niños hasta los 8 años no cuentan mentiras cómo los adultos, ellos pueden inventar o aumentar situaciones creyendo que eso será lo mejor para su propia imagen y resultará en la aprobación que tanto buscan, la cual la gran mayoria de las veces es la de sus padres.
Después de esa fase empiezan a aprender algunos “trucos” y las mentiras se tornan más y más complejas. reer que su hijo nunca le va a mentir, es mentir para sí mismo. Ellos mentirán, pero estas mentiras no necesariamente serán perjudiciales para otras personas. Mismo así vale siempre dar el ejemplo y, si perceber que su niño está mintiendo, conversar y compreender el motivo detrás de esa mentira.

Seleccionamos algunos juegos que pueden ayudarte a ampliar la conversación con el niño y disminuir el número de mentirías que él puede querer contarte.

 

Teatro de títeres

Edad: 2+

Si usted no tiene títeres en casa puede usar muñecos o incluso objetos como carritos, siempre dando una personalidad para cada uno. Usa algunas partes de la historia creada en la broma para hablar de cosas del día a día. Si usted sabe que él mintió sobre algo para usted, trate de traer ese tema en la broma. O haga preguntas como si fuera tu personaje hablando con su personaje. Así él tendrá más facilidad para abrirse en determinados asuntos.

 

Juegos de Tablero

Edad: 2+

Siempre que estimulamos que los niños jueguen algo o participen de un deporte, logramos que incorporen reglas de convivencia en el día a día. Una gran manera de traer estos ejemplos es a través de los juegos de tablero. Estos juegos siempre tienen reglas y cuando alguién no las cumple, perdemos la diversión del juego.


Los niños menores pueden sentirse aún más tentados a romper las reglas. Esto no quiere decir que estén engañando, por el contrario, es una señal de que están ejerciendo un razonamiento lógico combinado con la imaginación. La ruptura ocurre porque tienen dificultad en comprender el motivo por detrás de la existencia de las reglas.

Teléfono descompuesto

Edad: 3+

Esta broma ayuda a mostrar a los niños que a veces algunas historias llegan hasta nosotros de forma diferente de la realidad. Monte una rueda con los niños, la primera debe hablar sólo una vez una frase bajita en el oído de la siguiente, que debe repetir a la siguiente y así sucesivamente. El último niño debe hablar la frase en voz alta.


El resultado ya sabes, la frase casi nunca se parece a la creada por el primer niño. Después de hacer esto algunas veces converse con los niños, muestre que no todo lo que oímos es verdad. Y, por eso, no debemos salir hablando todo lo que nos dicen.

Related Posts

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.