¡Usted está embarazada! ¿Ya cuenta los meses en semanas? ¿Acompaña todos los pasos del desarrollo de su bebé? Tantos cambios en su cuerpo, un nuevo ser desarrollándose en su vientre. Todo esto es incluso muy mágico y transformador! Durante este período, es muy bueno vivir y aprovechar todos los momentos de la mejor manera posible, e interactuar con el bebé aún en la barriga es una forma de dejar todo aún más sabroso! Hablar, cantar y contar historias son algunos ejemplos de esa interacción. Pensando en eso, seleccionamos en aca algunos consejos para que usted inserte el hábito de la lectura en su rutina durante el embarazo.

¡Hora de contar historias para tu bebé!

Los primeros movimientos del feto desencadenan una serie de emociones y sentimientos en la futura mamá y, normalmente, si ella ya hacía cariño en la barriga, ahora la interacción puede ser aún mayor! Otra etapa emocionante es cuando el feto pasa a oír los sonidos externos y no sólo los ruidos intrauterinos. Esto ocurre alrededor del quinto mes de gestación. En ese momento, es común querer cantar, leer, conversar y escuchar canciones para estimular al bebé y establecer los primeros vínculos con él. La lectura ritmada y compasiva, desde la gestación, ayuda al bebé a calmarse incluso dentro de la barriga y al nacer, hace que él identifique los sonidos que escuchaba cuando aún estaba dentro del útero, lo que continúa trayendo calma, calidez y la seguridad para que empiece a explorar el mundo a su alrededor.

4 consejos para leer para su bebé durante el embarazo

Pero, en la corriente del día a día, ¿cómo construir un hábito de lectura aún en el embarazo? Sobre todo cuando se tienen más hijos, la rutina queda aún más acelerada y parece imposible reservar un tiempo para eso. Reunimos consejos de cómo puedes establecer una rutina en la que caigan lecturas, cantigas y diálogos entre ti y ese pequeño ser tan especial y esperado.

 

1. La Respiración y el silencio

En medio del día a día, normalmente agitado, se permita ausentarse un poco del tumulto, encontrar un espacio sólo para usted y respirar calma y profundamente. Imagínese que su hijo está escuchando su corazón, se calma porque, con eso, él también se tranquiliza y está listo para escuchar lo que usted tiene que decir o contar. Este momento puede ser un baño, una sala de espera, un momento más en la mesa de la cena o incluso un temprano antes de dormir.

 

2. Elige un libro que te guste!

Leer para el feto trae muchos beneficios y, con certeza, hará la diferencia, tanto en su desarrollo afectivo y cognitivo, como literario. Pero, para que el momento sea más que un estímulo, escoja algo que usted siente placer en leer. ¡Lea lo que tenga de mejor y más agradable a su disposición, y, si es literatura infantil, mejor aún! Así, después de que nazca, su bebé va a identificar las palabras, los sonidos y las emociones que esa lectura provocó. Esta sensación de permanencia es capaz de causar una sensación de seguridad y placer en su bebé. Una gran manera de acoger a alguien que acaba de llegar al mundo, ¿no es así?

 

3. Comuníquese con afecto

Cantar, leer o conversar, lo importante es comunicarse con su hijo de forma afectiva y cariñosa. A los pocos, como ya se ha dicho, el feto será capaz de diferenciar voces y entonaciones. La emoción transmitida en cada palabra es más marcada que las palabras que se les dice. Por eso, mientras lee, tenga en mente los sentimientos que desea transmitir y lo que desea comunicar con aquella lectura.

 

4. La repetición es importante

Después de que el bebé nazca, mantenga la misma rutina y lea las mismas cosas que leía durante la gestación. La repetición es muy importante para que los bebés se apropien de los contenidos presentados a ellos. Además, ella promueve seguridad, placer y comodidad a los pequeños que acaba de llegar!

 

Related Posts

One Response

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.