Estimular la creatividad de los niños es fundamental para una buena infancia. Dejar que los pequeños jueguen libres y con sus mentes a todo vapor, creando e imaginando todo tipo de cosas, es el símbolo de un niño feliz.

Pero sabía que el estímulo a la creatividad y al pensamiento creativo también presentan beneficios cognitivos y socioemocionales que son importantes para toda la vida?

Las pruebas para medir la creatividad no faltan. Muchas veces, como se observa en los estudios estadounidenses con el Test de Torrance, los resultados más altos en estas pruebas presentan una mayor correlación con éxito y felicidad en la vida adulta que las pruebas de CI, mucho más conocidas.

Durante el juego imaginativo, los niños manipulan materiales diferentes, se expresan verbal y no verbalmente, planean (intencionalmente o no), actúan, interactúan, reaccionan, prueban papeles diferentes y, lo que es más importante, hacen elecciones propias.

De acuerdo con la autora, socióloga de la UC Berkeley y madre Christine Carter, “la creatividad nos ayuda a lidiar con cambios, a solucionar problemas, afecta nuestra inteligencia social y emocional, mejora nuestro entendimiento de matemáticas y ciencia y es un componente clave para nuestra felicidad y salud “.

Siendo tan importante así, traemos algunas ideas divertidas para estimular la creatividad de sus pequeños!

Transforma las actividades del día a día en cuenta

¿Recuerdas la broma del avión a la hora de comer? Esta lógica de cubrir cosas banales con el manto de la fantasía es increíblemente divertido y eficaz. ¿Ya pensó que los juguetes necesitan ir cada uno a su lugar pues ellos pueden pelear si se quedan mucho tiempo juntos?

Hagan las cosas de maneras diferentes

Nuevos estímulos y el esfuerzo de repensar actividades dadas como indiferentes son una fuente inagotable de diversión. ¿Has pensado en dormir al revés en la cama una sola vez? ¿Y qué tal sentar para dibujar debajo de la mesa? Más extraño aún: con el papel pegado de punta en la tapa de ella?

¡Pregunte, pregunte y pregunte!

Los niños a veces crean un mundo interior lleno de imaginación para explicar cosas a su alrededor y guiar sus acciones. Los padres pueden tener acceso a él por medio de preguntas y tacto para percibir cuando los pequeños no quieren más responder. “¿Por qué no puedes caminar en la parte blanca?” Suele ser un comienzo interesante.

Incentive sus procesos creativos (no su producto)

Lo que los niños van a crear de hecho, el producto final, es menos importante (e interesante) que los caminos que toman para llegar a él. Incentive al niño a probar más, recortar más, usar todos los lápices de colores (o ningún color y diseñar patrones en su lugar, quién sabe?). La creatividad infantil está más en el hacer que en el hecho.

¿Qué tal aprovechar algunos de los episodios de SuperHands como inspiración para crear nuevas cosas con materiales que usted descartaría, por ejemplo?

Muy importante también: ¡sea un ejemplo!

Estimular todo tipo de actitud y pensamiento creativo en los niños es sólo una parte del incentivo. Si se muestra abierto para pensar de la misma manera, sea incluso inventando con los pequeños historietas para explicar cosas banales que sucedió el día de ustedes, es otra parte importante.

Pero no se olvide: deje su tiempo libre

La última y quizás más importante actitud de todas es la más difícil: deje al niño jugar. Sin más juguetes, sin más estímulos externos pensados ​​para ellas, sin nada que no sea ella misma y el ambiente circundante.

Una buena parte del día dedicada a nada, sin compromisos, sin interferencias, sin juguetes estructurados o actividades, es la principal arena de desarrollo de la creatividad.

Después de todo, el aburrimiento sólo aparece para quien olvidó que no tiene nada más divertido que jugar simplemente.

Related Posts

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.