Los estudios de varias áreas, como la psicología y las neurociencias, presentan la primera infancia como una etapa crucial para el desarrollo humano. Es muy importante prestar mucha atención a los hitos de desarrollo de 0 a 3 años. Esta fase comprende el desarrollo del cerebro y, en consecuencia, las conexiones necesarias para obtener ganancias motoras, cognitivas y socioemocionales. Este período se extiende desde la gestación hasta el sexto año de edad, y en el período de 0 a 1 año el cerebro aumenta de tamaño en 110% y 75% de la energía del bebé se dirige al cerebro.

No es por nada que los niños son comparados con las esponjas cuando se trata de conocimiento. El aprendizaje es el foco principal de estos primeros años. Y vemos a los bebés aprendiendo cosas nuevas y superando obstáculos todos los dias. Con esto en mente, hemos reunido aquí algunas ideas para usted.

Echa un vistazo a los hitos de desarrollo del niño de 0 a 3 años:

0 – 1 año

El bebé se desarrolla intensamente de 0 a 12 meses. Cuando nace, puede reconocer la voz de las personas que lo rodean, y ya puede recordar los sonidos que escuchó en la vida intrauterina, como la voz de su madre. Su visión se desarrolla al largo de los meses, y se aclara alrededor del octavo mes de vida. Los movimientos, inicialmente desordenados, gradualmente se vuelven más elaborados, demostrando interés e intención. El desarrollo del tono postural hace posible que sostenga la cabeza del bebé a los 3 meses, lo que le permite sentarse con algo de ayuda a los 6 meses, sin ayuda a los 9 meses y capaz de pararse con ayuda a los 11 meses.

1 – 2 años

En promedio, el bebé comienza a caminar a la edad de 1 año y 3 meses. Este progreso permite que el niño pueda subir los muebles alrededor de 1 año y 6 meses y correr y bajar escaleras alrededor de los 2 años. Además, entre esos 12 meses, suele ocurrir el destete. El niño es más sociable y puede realizar pequeñas actividades con ayuda, como vestirse, cepillarse los dientes o dibujar. En cuanto al habla, entre uno y dos años el niño está adquiriendo vocabulario. Luego, los niños prueban algunos sonidos que parecen palabras alrededor de los 12 meses, y a los 24 meses aprenden a hablar pocas palabras puntuales ya formar pequeñas frases.

2 a 3 años

Los niños de entre 2 y 3 años muestran un mejor control de sus cuerpos. Esto permite el entrenamiento del orinal, alimentarse por sí mismos y también permite la predilección por el lado izquierdo o derecho del cuerpo. En este período, los niños tienen un mayor control y comprensión del habla, por lo que a los 3 años, es común que los niños canten, cuenten historias y mantengan pequeños diálogos. La capacidad de concentración aumenta, de modo que los niños pueden aprender algunos conceptos, imaginar historias y jugar con amigos de manera espontánea.

La primera infancia es la base para la edad adulta, y es en esta etapa que los niños construyen y moldean sus apoyos de confianza y pertenencia, vitales para los años futuros. Por eso los lazos y el afecto son tan importantes.

Y aquí hay algunos consejos para ayudarle en este proceso:

0 a 3 meses

Hable y muestre afecto físico a su bebé. Tocar es esencial. Anime a su hijo a notar de dónde vienen los sonidos y a recoger objetos.

3 a 6 meses

Anime al bebé a cambiar de posición e interactuar con diferentes juguetes y objetos.

6 – 12 meses

Lee cuentos e historias para tu hijo. Cante y escuche música (PlayKids App es ideal para eso, con muchos videos y juegos como Crazy Piano Game y Sleep Wagon, que presenta canciones de cuna). Enseñar chistes y gestos (saludar, chocar, mandar un beso, aplaudir). Muestra comandos simples como “toma el juguete” o “toma la cuchara”.

1 – 3 años

Enseñe diferentes palabras y contextos a través de videos, libros, música y oraciones completas. Sugerencia: El contenido original de PlayKids “Me Encanta Aprender” presenta colores, números y situaciones cotidianas para el niño de una manera divertida. Anime al niño a hablar por sí mismo y hable con el niño para que no hable por el niño.

Permita que su hijo juegue solo, con los padres, con otros niños, permítale explorar el entorno y los materiales, crear historias, aprender a compartir y vivir la diversión.

Dale pequeñas tareas al pequeño, les permite almacenar los objetos después del juego y tienen algunas responsabilidades.

¡Habla con tu pequeño y disfruta de esta fase que pasa tan rápido!

Lea también:

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.