¿Ya pensó en poder sembrar algunos condimentos y verduras en el jardín de su casa o incluso en su apartamento? Tener una huerta en casa puede parecer un desafío, especialmente en grandes ciudades, pero eso se ha vuelto cada vez más común. Además, tener una huerta en casa ayudará en el desarrollo de los hijos.

1. Estimula la educación alimentaria

Esto es un reflejo del tipo de alimentación que estamos ofreciendo para los niños. Por supuesto que el experimento no retrata a toda la población, pero es una alerta para muchos padres. ¿Será que picar las verduras o esconderlas en el arroz o en el ensopado es la mejor forma de ayudar a los niños a tener una alimentación más saludable? ¿Qué tal empezar la huerta en su casa con un paseo en la tienda? Allí, usted puede presentar los diferentes tipos de alimentos para los niños y mostrar que la mayoría de las cosas allí vino de una plantación y puede ser reproducida dentro de casa, en menor escala.

Esta presentación de los alimentos es muy importante para el niño, que necesita tener conciencia de que está comiendo y de dónde viene aquello. Después, ustedes pueden elegir lo que allí pueden comprar para usar en casa y replantar. En mercado de frutas usted encontrará mudas de condimentos como cebollino, albahaca, orégano y tomillo que son fáciles de plantar y no necesitan mucho espacio, ni de tanto sol.

Muchas raíces y tubérculos también pueden ser replantados, como zanahoria, patata, remolacha y cebolla. Para plantar estos alimentos, usted necesitará un vaso un poco más profundo y un espacio que tenga más sol.

2. Desarrollar sentido de responsabilidad

Tener una huerta en casa requiere cuidados. Usted puede dejar la responsabilidad de aguar la huerta con los niños. También pueden encargarse de evaluar el desarrollo de las plantitas. Enseñe primero, mostrando la diferencia entre una planta sana y una no sana. Después, pídale que se quede de ojo y acompañe.

3. Aprender que todo tiene su hora

Esperar una planta crecer, brotar y estar lista para el consumo es una importante lección de la naturaleza sobre la paciencia. Al acompañar el desarrollo de su huerta, el niño va a entender con más facilidad que las cosas requieren un tiempo.

4. Ahorrar agua

La mayoría de las plantas necesitan pocas cosas para estar sano y una de las más importantes es, con certeza el agua. A poco el niño va a comprender que el agua es vital no sólo para las personas y los animales, sino también para el cultivo. Por lo tanto, desperdiciar agua no es un problema sólo para nosotros, sino también para todas las plantaciones que necesitan riego.

5. Respeto al planeta

Incluso la más pequeña de las huertas es una muestra de lo importante que es tener respeto y cuidado con la naturaleza. Acompañar el desarrollo de las plantas, ya que son esenciales para nuestra vida y cómo pueden ser frágiles, es un aprendizaje y tanto para los pequeños. Muchas veces hablamos sobre la naturaleza como si fuera algo que sólo existe fuera de casa, en lugares lejanos. Traje esto cerca, mostre que cada pedazo de tierra merece cuidado y atención, va a ayudar a su pequeño a comprender de forma más fácil sobre la importancia del respeto y cuidado con el planeta.

 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.