Muchos juegos ya dejaron de ocupar papel sólo en la diversión y ganaron un espacio especial en la rutina educativa de los niños. Uno de ellos es el antiguo conocido juego “memoria”. Además de entretener a los pequeños, el juego trae beneficios como la capacidad de desarrollar habilidades de concentración, autonomía y confianza.

Razonamiento lógico y memorización

Buena opción para los niños de todas las edades, el juego puede comenzar a ser incentivado a partir de 1 año – cuando ya son capaces de reconocer los colores – con la ayuda de muchos estímulos visuales que atraen la atención de los pequeños.

Por fomentar la relación entre los objetos y las posiciones, el juego es un gran artificio para desarrollar la concentración y la capacidad de memorización, beneficios que van a ser llevados para toda la vida de nuestros hijos.

El razonamiento lógico también es otra gran ventaja del juego de la memoria, que ayudará a los pequeños incluso en el pensamiento más rápido durante las pruebas de matemáticas en la escuela.

Comunicación y sociabilidad

Los juegos que permiten interacción de los pequeños con otras personas, como el juego memoria – sea con las piezas reales o virtuales – también son óptimas herramientas para incentivar la sociabilidad y la comunicación de su hijo.

En la actividad, los pequeños son alentados a descubrir junto con los demás las piezas que combinan e incluso trabajar un poquito de la competitividad y confianza. El vagón “Juegos” de PlayKids, por ejemplo, tiene un juego de la memoria que ayudará a su hijo a desarrollar todas estas habilidades! La dificultad de él aumenta de acuerdo con la evolución del niño – cuanto más gana, más piezas van apareciendo en las rondas siguientes – y los pequeños son cada vez más desafiados a mejorar.

Related Posts

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.