Los niños son naturalmente creativos y tienen facilidad de imaginar y crear universos donde se transforman en lo que les gustaría y pueden hacer cosas que muchas veces sólo son posibles en el mundo imaginario. Esta fantasía creada por ellos contribuye a su desarrollo, ya que por medio de ellas interpretan y resignifican el mundo y dan significado a su vivencia familiar.

Por eso es importante estimular que los niños exploren y desarrollen la imaginación. En la serie Backyardigans, disponible en PlayKids, los personajes Uniqua, Pablo, Tyrone y Austin son vecinos y se encuentran para jugar en un gran patio trasero que, cada episodio, se transforma en un mundo totalmente diferente de acuerdo con lo que los niños imaginan en la escena broma.

Backyardigans y el mundo de la imaginación

A lo largo de cada episodio, la clase se enfrenta a una cuestión de conflicto, duda o un tema de interés y, con ello, viaja hacia ese mundo imaginario. Y esos viajes se basan en acontecimientos de su cotidiano y también en hechos históricos.

Cuando se transportan a ese mundo imaginario, los personajes asumen diferentes funciones y pasan por situaciones que hacen que ellos superen miedos, lidien con anhelos y que comprendan ciertas cosas. Al ver los episodios, los niños también pueden transportarse a esa realidad e imaginar lo que harían en esa situación si fueran uno de los personajes.

Además de alentar que el niño use el mundo de la imaginación como recurso para resignificar e interpretar situaciones de su día a día, la serie también estimula que los niños aprendan nuevas palabras y expresiones, amplíen el repertorio cultural y contribuyan al desarrollo de valores éticos en los años pequeña.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.