Lo importante es competir y aprender!

La competitividad es algo natural entre los pequeños a partir de 3 años y, hasta cierto punto, es saludable, siendo mucho más que simplemente perder o ganar. En una disputa, muchas otras cosas están en juego, como nuevas habilidades a ser aprendidas, el ejercicio de la memoria, el raciocinio y la creatividad, además de deliciosos momentos en familia y una gran oportunidad para conquistar nuevos amigos. Pero ¿cómo superar la frustración de cuando perdimos?

¡Mi hijo no sabe perder!

Es común asociar la derrota a un sentimiento de fracaso, sin embargo, enseñar al hijo a perder es esencial para su formación y su desarrollo emocional. Cuando los pequeños no tienen la oportunidad de sufrir una derrota – ya sea en un partido con los amigos, una competición en la escuela o incluso la derrota del equipo del corazón – pierden la oportunidad de aprender a lidiar con las frustraciones y altibajos la vida. Al final, la pérdida está presente en diversos momentos – desde una prueba en la escuela, un empleo, hasta una persona querida. Perder es inevitable y aprender a lidiar con eso colabora para nuestra formación y el desarrollo emocional, haciéndonos más resilientes. Lo importante es enseñar a los pequeños que algunos días son mejores que otros y que, más que la competencia, la cooperación y el aprendizaje son muy importantes!

5 consejos para ayudar a su pequeño a superar la frustración de la pérdida

Hemos reunido aquí algunos consejos para ayudar a los padres y madres a enseñar a los pequeños a hacer frente a la frustración de la pérdida. Salida:

  1. Explique a su pequeño que se siente frustrado es algo normal y que nos hace más fuertes y resilientes.
  2. Si el pequeño llorar, acoja, abrace y converse sobre el asunto.
  3. Evite desviar la atención de lo ocurrido a otros asuntos. En vez de eso, aproveche la oportunidad para conversar sobre eso.
  4. Otra sugerencia es contar historias de superación para que su pequeño entienda el ciclo del deporte y de la vida, después de todo, la alternancia entre ganar y perder es natural.
  5. También es importante que la familia como un todo controle la frustración en este momento. Por supuesto que todo el mundo se molesta cuando pierde algo, pero como nosotros, los adultos, conseguimos lidiar con eso mejor podemos ayudar a los pequeños!

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.