Las habilidades motoras finas son la capacidad de usar las manos y los dedos para alcanzar, agarrar y manipular objetos. Estas habilidades incluyen la precisión, la fuerza, la coordinación de los ojos y las manos, la coordinación motora bilateral del cerebro y el uso de herramientas.

Las actividades que estimulan estas habilidades facilitan el proceso de escribir, colorear, recortar, usar los cubiertos, manipular los botones, abrir y cerrar los botones de la ropa, además de tantas otras tareas que realizamos todos los días.

1. Pinza

Separar granos de frijol o hacer collages usando diferentes granos son algunas de las actividades que podemos animar a los niños a hacer, que trabajan la capacidad de apretar, abrir y cerrar, sosteniendo y soltando los objetos.

2. Juego de ajuste con perno

Muy probablemente usted ya jugó en la infancia con tableros de madera, donde usted necesita encajar la imagen en la forma correspondiente. Lo ideal es que el niño sostenga la pieza por el pino de soporte e intente encajar usando el dedo índice y el pulgar.

3. Juntando los puntos

Pedir a un niño unir los punteados es muy bueno, ya sea usando la dedita con tinta, lápices de color, tiza de cera o canetinha. Lo importante es ver que se concentra bastante para realizar la actividad correctamente. En app de PlayKids los niños pueden jugar a juntar los puntos accediendo al vagón Vamos a Jugar.

4. Artesanía

¿Qué tal promover un taller de collares y pulseras? Utilizando sólo un cordón y canudos de colores, pídale al niño a meter los canudos por la cuerda. Un excelente y clásico ejercicio.

5. Números de la suerte

Los juegos de tablero traen tres ventajas específicas para la coordinación motora fina. Para sacudir los datos el niño entrena la coordinación bilateral siempre que utiliza las dos manos y las balanza. También desarrolla los arcos de la palma de la mano, entrenando el movimiento de concha. Otra habilidad es la de caminar con el pino por el tablero, contando las casas y fortaleciendo la musculatura de los dedos, ya que necesita la firmeza del pulgar e indicador.

6. Solo Uno

Los niños un poco más viejos ya entienden la lógica de ese clásico juego. La tarea de sacar el pin del fino agujero parece simple, pero es un excelente desafío de coordinación.

7. Bolo Americano

Es muy común regalar a los niños con un juguete de ese tipo. Pinos de plástico o madera, algunos con carita de payaso, otros super coloridos, no importa. La broma de encajar los pines en los agujeros trabaja la coordinación motora en niños aún muy pequeños.

8. Biboquê

Este es antiguo, pero el biboquê es diversión segura. Vale crear uno usando un embudo o la punta de la botella PET y una bolita con cuerda. El desafío está en golpear el balón dentro del agujero.

9. Costura

Hay juegos listos para entrenar la costura. Pero si usted prefiere confeccionar en casa, un cartón, un clavo para hacer los agujeros y un cordón bastan para que su cachorro juegue de meter la punta en el agujero, sacar por el otro lado y repetir la acción hasta que termine algún circuito determinado.

Related Posts

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.